En la granjita

Los dias de esta semana han estado súper bonitos. Fríos. Soleados. Sin viento. Asi me puedo andar en la bici todo el dia si quieren… Si claro!

Hoy nos fuimos a la kinderboerderij que literalmente es a la granja de niños. Obvio que no hay niños en los corrales ni mucho menos pero es una granjita como un parque donde los niños (y adultos) pueden entrar dentro de cierto horario y estar con los animalitos.

image

Muy cerca de donde vivimos, como a 10 minutos en bici (porque esa es la medida oficial para medir distancias) está una de estas granjitas dentro de un parque muy lindo al estilo de Central Park con sus laguitos y árboles, juegos y más. Es un lugar tranquilo, donde puedes sentarte a hacer un picnic en verano o tomar el sol, llevar a los niños a aprenderle a la bici, pasear al perro, y simplemente a disfrutar de un buen día.  Ya hemos ido otras veces pero ahora el chaparrito exige ir a la “lanja” entonces pues al rey lo que pida.

image

Pero volviendo al tema de la granjita, las regias, mis comadres, sabrán que para nada nos andamos en lugares sucios y malolientes. O sea ¡que naco! Andar ahi entre puerquitos, gallinas, vacas y chivos no es nada nice. Pero aqui en Holanda los niños disfrutan de perseguir las gallinas, acariciar los chivitos recien nacidos y ¿porque no?, darle de comer a las vacas también.

Es más, tan común es que cuando los animalitos tienen a sus crias los niños pueden verlos nacer y los celebran como hacen con los bebés, colgando guirnaldas anunciando el sexo de la cria.

image

Y ahi me ven, como buena madre, atrás de mi enano rodeada de estas criaturas de la granja y evitando a toda costa que este hijo mio los toque porque me da asco. Para tocarlos va con el papá, yo ni loca. Hoy en especial exageré en cuidados porque hay varias chivitas por parir y otras recién paridas que el ambiente no es muy limpio que digamos. No les quiero hacer más gráfica la cosa. Digo, el parque esta limpio como cualquier parque solo que hay animales entonces de vez en cuando pisas una caca y pues ni hablar, se quita con el zacate o el camino mientras sigues paseando.

image

Mi niño disfrutó las 2 horas que estuvimos ahí subido en su tractor azul, claro, yo detrás empujando y cuidando que ninguna chivita, pavo u otro animal se le acercara a chuparlo.

image

Y asi la vida… A esta regia se le quita un poquito lo fresa y se convierte en una mamá más de aquí. Honestamente, fuera de bromas, me encanta la vida natural y tranquila que el país ofrece. Es aprendizaje para los niños de la forma más natural posible.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s