Mentiras que las mujeres creen y la verdad que las hace libres. 

Así se llama el libro del que les voy a platicar. 

  
Hoy quiero traerme otro post del blog anterior que también cuenta con cerca de las 3,000 visitas. Si son mujeres y entre sus listas de propósitos 2016 tienen leer más, este deben incluirlo en su lista de libros a leer.Este es un libro que me prestó mi mamá antes de venirme a Bélgica y aunque la lectura quizá no es tan digerible como las novelas u otros autores cristianos que he leido, si es una lectura que te atrapa por su contenido. 

Si no lo he dicho antes, soy cristiana, porque creo y he recibido a Jesús como mi Señor y Salvador (no porque siga una religión) sino porque me esfuerzo en tener una relación con El. Como cristiana, sé que como dice la Biblia, nuestra lucha no es contra sangre y carne, sino contra potestades de maldad. (Efesios 6:12) Por lo tanto, este libro es importante para nosotras, para poder tener argumentos cuando vengan pensamientos que nos debilitan.

Lamentablemente creo que las mujeres hemos caído en el juego del enemigo cuando decimos que queremos igualdad de género y quizá te suene muy extraño que una persona en sus “late tweenties” haga los comentarios que voy a hacer, pero bueno, este blog no es sólo para poner cosas de manualidades y recetitas, sino también poder compartirles mis pensamientos, reflexiones y lo que bendice mi vida. 

Como les decía entonces… las mujeres hemos caído en un engaño según mi opinion y nos hemos creado necesidades no necesarias y consecuencias nunca imaginables (tantos abortos, divorcios, hijos inatendidos, infidelidades, etc., son producto de este engaño, pero no quiero decirles todo para que consigan el libro)

Yo creo que en la vida de cada mujer hay una etapa para todo, por ejemplo mientras somos hijas, pues tenemos que estudiar, ayudar en casa, trabajar, etc. Igual cuando aún no hay hijos pues la mujer también puede, si asi lo quiere, sentirse realizada profesionalmente y personalmente, sin embargo, y esta es mi humilde opinión… nos hemos dejado engañar por la mentira de que debemos ser iguales a los hombres.
Biblicamente, Dios nos hizo diferentes, con capacidades diferentes y complementarias, ni nosotras podemos ser iguales a ellos, ni ellos pueden ser iguales a nosotros. Por eso dice que “varón y hembra los creo” no hay punto intermedio ni combinaciones de ningún tipo en esta frase. Entonces cuando la mujer en los años 60’s y 70’s se “liberó” creo que fue un momento importante en la historia porque ya no se nos oprimió, ni se nos trató como objetos o como personas de 2nda clase y creo que eso fue importante. Lamentablemente siempre existen los extremos y debido a esos extremos fue que llegamos a ese punto, el hombre abusó de su posición y caimos en una postura de completa sumisión y desgracia, pero tampoco eso es lo que Dios quiere para nosotras. Ni una cosa ni la otra, Dios quiere y planeo el equilibrio para nosotras.
La biblia muestra siempre un equilibrio muy hermoso con la mujer. Estoy todavía estudiando el Proverbio 31 y tratando de encontrar cuál es el propósito de Dios para mi como mujer porque no creo en los extremos de los que les hablé, no creo que deba ser igual que un hombre y que para poder considerar que tengo éxito debo de estar en la punta de mi vida profesional y ganar más dinero o tener más estatus que mi esposo o cualquier hombre. Pero tampoco creo que debo estar solamente metida en la casa, haciendo de comer y lavando ropa. OJO: lo que estoy hablando lo digo para MI VIDA personal, no quiero que nadie se sienta aludida ni juzgada por mis opiniones.
Proverbios 31 muestra un equilibrio hermoso y para dejarlas picadas y que lo lean ustedes mismas, dice que la mujer es el orgullo de su esposo, que es una persona inteligente, que se cuida a si misma en su salud y aspecto físico, al igual que se preocupa por su familia (esposo y/o hijos), es una mujer emprendedora y proactiva al grado que a su esposo lo conocen en las calles y es honrado por causa de ella.  Dice muchas más cosas y como les digo sigo estudiándolo y buscando más relaciones en la Biblia porque si leyeramos la Biblia nos dariamos cuenta de la importancia que Dios le da a la mujer tanto para bien como para mal. Ejemplos de mujeres de bien (que finalmente son las que nos interesan) son Rut, Rahab, Séfora, Ester, María la madre de Jesús, Abigail, y muchas más.

Entonces, este libro es un libro verdaderamente retador para la mujer que lo lea porque te cuestiona cada una de las cosas que haces, dices y piensas, para que hagas una introspección a tu vida y veas si estás viviendo conforme a lo que Dios quiere de ti o si has vivido en un engaño. Eso finalmente es lo que importa.
Yo no voy a juzgar a las mujeres que trabajan y son grandes personajes en sus empresas, pero si cuestiono ¿están felices, realmente felices en ese puesto, logrando sus más profundos anhelos y haciendo lo que fueron llamadas por Dios a hacer? Si la respuesta es si, perfecto!  Y tampoco juzgo a las mujeres que están en su casa y dejaron todo por cuidar a sus hijos y de igual forma es la misma pregunta ¿están felices, realmente felices en esa posición de esposa y madre, logrando sus más profundos anhelos y haciendo lo que fueron llamadas a hacer? Si la respuesta es positiva, perfecto! Y de igual forma no es padre que te juzguen cuando estás en una u otra posición. Y aqui si hablaré un poquito personal para que puedan entender mi punto de vista. 
Fui maestra por 6 años, sirviendo a Dios en ministerios infantiles y manejando un negocio en crecimiento y me sentía realmente feliz. Cuando dejé todo por seguir a mi esposo, hay gente que me ha dicho, que no entienden como lo hice, ni como puedo dejar todo por él, que debería también yo buscar una maestría o un trabajo o algo para ser igual a él. Saben algo, yo no quiero ser igual que él. Yo quiero complementarlo y ser lo que fui llamada a ser: su ayuda idónea. Y no por eso tengo más o menos valor como mujer, no por no estar ejerciendo una profesión soy menos inteligente que una que si la ejerce, y no por ser esposa y madre al 100% tengo menos valor que una mujer que combina ambas cosas. Mi llamado es ser la ayuda idonea de mi esposo y complementarlo (entre otras cosas) y su llamado es cuidarme, protegerme y proveer para nosotros (entre otras cosas). Y eso hacemos los dos. Cada uno en su trabajo y aunque no siempre es fácil porque la vida no es fácil, ni justa ni color de rosa, pero como cada quien hace lo que le corresponde y no se siente más ni menos que el otro sino que vamos juntos uno al lado del otro, podemos sin ningun temor decirles y demostrar que somos felices, completamente felices y que las dificultades que enfrentamos las podemos sacar adelante porque a este barco nos metimos dos y dos trabajan en él.

Como les digo, este libro si son lo suficientemente valientes como para leerlo, sacudirá tu vida, tu pensamiento y si decides abrirle la puerta a la verdad, en la etapa que estes viviendo ya sea como hija, como profesionista, como mujer soltera, como esposa, ama de casa y/o madre, abuela, jubilada, etc., serás verdaderamente libre.
Por último le agradezco a mi mamá que ora por mi todos los días y que me prestó este libro porque como fue de bendición para ella queria que me bendijera a mi también y así fue. 
PS. espero sus comentarios por correo, todos son bien recibidos, recuerden, es diálogo, espero haber sido suficientemente cuidadosa en mis palabras para no juzgar y por eso les puse mi caso para que vean que no estoy en una posición de juzgar a nadie. 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s